Economía
Los gremios plantean sus estrategias contra el ajuste
Los gremios plantean sus estrategias contra el ajuste
04-12-2017 13:03:11

Ver Galeria
Dirigentes sindicales de la región analizaron el proyecto de reforma laboral y analizaron los desafíos de las organizaciones obreras
En estado de alerta máxima por el avance de las topadoras contra la legislación laboral, previsional e impositiva, un conjunto de sindicatos de la región generaron un espacio de debate sobre el impacto de las reformas que propone el gobierno nacional. Allí reafirmaron la necesidad de la unidad de acción ante lo que consideran un intento de rediseño regresivo de la sociedad argentina. La charla realizada el jueves 23 de noviembre en la sede gremial de la docencia universitaria superó las expectativas de los gremios organizadores: la CTA Autónoma Regional Rosario, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros de Rosario (Soear), la Asociación Gremial de Docentes e Investigadores Universitarios (Coad), el Sindicato de Profesionales Universitarios de la Salud (Siprus Fesprosa) y ATE Rosario. En efecto, unas 150 personas desbordaron el salón de actos de la Coad. No sólo participaron dirigentes sino también delegados de base e integrantes de comisiones internas, tanto de los sindicatos convocantes como de otras experiencias, como la UOM de Rosario y Villa Constitución, Gráficos y Empleados de Comercio. También estuvieron presentes representantes de los trabajadores de Unilever y la clínica Gomara, dos conflictos emblemáticos de la región del último tiempo. (Ver aparte) La convocatoria fue numerosa a pesar de que más temprano ese día el jefe de la bancada de senadores del FPV-PJ, Miguel Angel Pichetto, había anunciado la postergación del tratamiento del proyecto de reforma laboral ante la "falta de cohesión de la CGT". Esas diferencias se plasmaron esta semana en la calle: el martes, el consejo directivo de la CGT rechaza la reforma previsional pero defendió el acuerdo que alcanzó con el gobierno sobre la reforma laboral; y al final de la reunión el triunviro Héctor Daer reconoció que por ahora la central obrera "no tiene una agenda de protestas". Al día siguiente, se realizó una multitudinaria concentración frente al Congreso, mientras el Senado trataba la reforma jubilatoria. La movida estuvo convocada por el otro polo que se dibuja en el mapa sindical, encabezado por el secretario gremial de la CGT, Pablo Moyano, las CTA de Hugo Yasky y Pablo Micheli y la Corriente Federal, liderada por el bancario Sergio Palazzo. También se sumaron los movimientos sociales y partidos de izquierda. No obstante, más allá de los avatares del sinuoso trámite parlamentario, desde el espacio sindical reunido en Coad caracterizaron que el macrismo, en tanto instrumento del poder económico concentrado, se propone objetivos ambiciosos: modificar la ecuación entre Estado y mercado y desbalancear aún más la relación entre capital y trabajo. Ante esto, se comprometieron a fortalecer instancias de articulación cada vez más amplias, aunque reconozcan que muchas veces no los une el amor sino el espanto. La secretaria general de Coad, Laura Ferrer Varela, destacó la vocación de enfrentar el paquete de reformas "desde la base y en unidad" y propuso salir del encuentro "con alguna respuesta" para comunicarse con la sociedad. En la misma línea, el secretario general de Amsafé Rosario y la CTA Autónoma Rosario, Gustavo Teres, ratificó "el compromiso de salir a la calle, con una postura unitaria, con espíritu deliberativo y de acción sindical" y ratificarla convocatoria a una jornada de resistencia prevista para el 6 de diciembre. El peor de los mundos Hugo Blasco, secretario general de la Federación Judicial Argentina, señaló que las reformas lanzadas por el gobierno nacional son "complementarias" y afirmó que "el objetivo del gran capital, si no puede reconvertir es avanzar hacia un nuevo modelo económico-social". En ese camino, indicó que "necesitan leyes para ir diseñando un país diferente" y sentenció: "Nos proponen el peor de los mundos". El también secretario de derechos humanos de la CTA Autónoma cuestionó el embate del macrismo sobre el poder judicial, especialmente sobre los abogados "que entienden el derecho laboral desde los derechos humanos" y los jueces a los que inicia juicio político "por que no les gustan sus fallos". En este marco, el dirigente de los judiciales identificar la tarea principal de la etapa: "Defender nuestros derechos para conquistar lo que nos falta". Y convoca "pelearla en unidad, lo más amplia posible", más allá de las identificaciones partidarias. "Cuando recortan derechos _remarcó_ no te preguntan a quien votaste". Transferencia de recursos Por su lado, la secretaria general de la Federación de Sindicatos de Profesionales de la Salud (Fesprosa), María Fernanda Boriotti, abordó lateralmente el programa de reformas del gobierno, a partir de una cuestión estrechamente vinculada al poder de los sindicatos: la Cobertura Universal de Salud (CUS). Para Boriotti, este cambio normativo, impulsado a través de un decreto de necesidad y urgencia, implica "una transferencia de fondos del sector público al privado" y constituye "un gran negocio de las obras sociales". En su opinión, la cúpula gremial avaló la CUS ya que les permite "mantener el unicato sindical" y desviar el foco de los balances de los sindicatos, que reflejaron el enriquecimiento personal de los principales dirigentes. Además, estimó Boriotti, los recursos que manejan los sindicalistas se incrementarán por otras dos vías: el blanqueo laboral, y el proyecto de limitar la cantidad de obras sociales y unificarlas. Este último punto, afirmó la también titular del Siprus, es la contracara del objetivo oficial de reducir sindicatos, para facilitar las negociaciones. Esto, junto a las demoras en las inscripciones y personerías gremiales "busca limitar el accionar organizado de los trabajadores". Punta del iceberg A su turno, la secretaria general de la Asociación de Abogados Laboralistas (AAL), Paula Lozano, diseccionó el proyecto de reforma laboral enviado al Congreso. Reforma, remarcó que "empieza hace dos años, con despidos, la quita de derechos, y el discurso que trata a los derechos como privilegios y un obstáculo para el progreso". De acuerdo a Lozano, la reforma laboral va mucho más allá de la eliminación de derechos: apunta a "volver a un mercado autorregulado" que, record "nunca fue exitoso en términos sociales". Entre los principales puntos, la letrada destacó la creación de la figura de trabajadores profesionales autónomos económicamente vinculados a una empresa de la que dependan hasta el 80 por ciento de sus ingresos y no superen las 22 horas semanales, que no se consideraran en relación de dependencia y estarán excluidos de la cobertura de la Ley de Contrato de Trabajo; la violación del principio de irrenunciabilidad; el fomento de la tercerización; y el abaratamiento del despido, que pierde su efecto disuasivo. El proyecto de ley favorece también la precarización, sostuvo Lozano, a través de otros mecanismos: al negar la posibilidad de indemnización a los trabajadores en negro, y mediante las modificaciones con respecto a pasantías y trabajo juvenil. Sin embargo, sólo se trata de un primer paso. A su entender, el proyecto oficial es "la punta del iceberg": el comienzo de una reforma más profunda, que podrá relanzarse el año que viene. Batalla cultural El cierre del panel estuvo a cargo de Daniel Yofra, el secretario general de la Federación Aceitera y Desmotadora (FTCIODyARA). El principal dirigente de los aceiteros apuntó contra una meta estratégica del proyecto macrista, y advirtió: "Lo más importante no es la reforma en sí que es dramática; nos está ganando la batalla cultural en la fábrica". Más allá de la letra chica del paquete de reformas, según Yofra la pulseada alrededor del marco laboral encubre una disputa eminentemente política. "La reforma laboral -sostuvo- busca sacarnos poder a nosotros y dárselo a los empleadores". Aquí Yofra fustiga la dirigencia sindical que avala la agenda de reformas del gobierno. Para el aceitero su pasividad no es signo de cobardía, sino que expresa intereses más mundanos: "No hacen paro porque tienen el culo sucio, son traidores, están esperando el vuelto". Yofra señaló que este rol subordinado de la dirigencia sindical con respecto a la necesidades del poder político no es nuevo. Incluso, se refirió al papel de las conducciones sindicales durante la posconvertibilidad en la moderación de las expectativas de aumento salarial. "Hace 12 años que vienen congelando salarios a espaldas de los trabajadores", sostuvo.

Puntuación: 0.00 Nº Votos: 0 -
Votá esta noticia: PésimaMalaRegularBuenaExcelente
 

Mas Noticias de Economía:

.:Recrudece la crítica situación laboral en el sector metalúrgico

.:Según el Indec, la inflación de noviembre fue del 1,4%

.:Con el aumento de peajes, el viaje ida y vuelta a Mar del Plata saldrá 400 pesos

.:El mercado laboral de Rosario se achicó en el tercer trimestre

.:La UOM, alerta frente al probable despido de más de cien empleados de Vassalli

.:Trabajadores estatales en alerta por más de 100 despidos en el Enacom

.:Datos del Indec: la inflación de noviembre fue 1,4% y acumula 21% en el año

.:El medio aguinaldo de fin de año pagará impuesto a las ganancias

.:Algunas estaciones de servicio dejarían de cobrar con tarjeta

.:Maropor abre nueva planta en Rosario


Clima
Ver el tiempo
Cotizaciones
Publicidad
Ver resultados...